Shikwasa, todos los sentidos.

La pasada semana, nuestro estudio inicio una inmersión total en el concepto, el objeto y el entorno que envuelve a los cítricos, cambiando nuestro estudio por el laboratorio del Bartolí, ubicado en la propiedad de Vicente Todolí y que cuenta con la inestimable esencia y referencia de Ferran Adrià.
En este proceso, nosotros escuchamos, sentimos, aprendemos y sobre todo nos sentimos libres para crear.
 
De estas primeras inmersiones, surgen las primeras fotografías de producto, la inmersión en el origen, los procesos, las entrevistas y la programación de un calendario estacional, queremos llegar al descubrimiento de dónde acaba aquello que nace de la tierra.
 
La Shikwasa es un cítrico verde y pequeño, rico en flavonoides y nativo de Taiwán y la isla japonesa de Okinawa. Con un propiedades muy apreciadas en medicina, como antimicrobianos, anticancerígenos, disminución del riesgo de enfermedades cardíacas. La podréis encontrar elaborada en una increíble mermelada producida y distribuida por TODOLÍ CITRUS.

Existen cosas tan únicas como la Shikwasa, existen contenidos tan únicos como únicos son los momentos con los que nacen las historias.
En nuestro estudio, nos encargamos de proyectos transversales como el marketing de producto, la creación de contenidos y la creación de un buen storytelling que dote a un producto de una historia personal, con la que iniciar una relación especial con el cliente.

Nos sentimos muy felices de trabajar para una iniciativa tan interesante como es la colección de cítricos de Vicente Todolí a través de su fundación. Entendemos que en el arte, la cultura y el universo de la cocina, como dijo nuestro buen amigo Olafur Eliarsson “Son elementos creativos transversales”.